3 razones para irte temprano de la oficina

oficinista enojado

En el diseño gráfico y en la publicidad, es normal quedarse trabajando en la oficina después de horario. El sistema con el cuál se manejan los pedidos de los clientes, un mal entendido amor a la profesión y la necesidad desesperada de obtener reconocimiento con premios creativos, hacen que quedarse hasta altas horas trabajando gratis no sólo no esté mal visto, sino que se aplauda. Tal es la presión y el ritmo, qué pocos tienen tiempo de detenerse y pensar: ¿Por qué me estoy quedando?
Estas son las principales razones por las que si estas leyendo este artículo después de las 18 horas, deberías estar apagando tu computadora y huyendo de allí.

1- Tu rendimiento disminuirá

¿Has oído del síndrome de «empleado quemado»? Una persona expuesta de forma continua y sin descanso al éstres termina sintiendo un cansancio continuo y dolor de cabeza. Además,se volverá amargada, cínica y la calidad de su trabajo será terrible.
Qué significa esto: si no quieres convertirte en un zombie fastidioso e inútil, ve a pasear a tu mascota
o a tomar un helado lejos de la oficina.

2- El cliente no es tu amigo

Cuando te enfermes tu familia te cuidará, si tienes pareja te apoyará en tus momentos difíciles o si estás deprimido, tus amigos te animaran.
Cuando necesites que un ser querido esté cerca para los buenos y los malos momentos de la vida, no será tu jefe quién esté allí. Tus clientes no escucharan tus problemas personales y la empresa te reemplazará.¿Tienes bien acomodadas tus prioridades en la vida entonces?

oficinista reloj

3- El trabajo nunca termina

Una de nuestras frases favoritas dice «Un síntoma de que te acercas a una crisis nerviosa, es creer que tu trabajo es tremendamente importante»
A menos que manejes una central nuclear y las vidas de una ciudad dependan de tu pericia manejando palancas con plutonio, tu trabajo no es tan importante. De verdad, te han hecho creer que estás cambiando el mundo diseñando una publicidad que nadie va a ver más de diez minutos. Siempre va a haber más trabajo para hacer, la idea de que puedes terminarlo todo es una ilusión.
Lo cierto es que no es tan importante.
Los caprichos de tu cliente no son tan importantes.
El apuro de ejecutivos de cuentas no es tan importante.
La ambición de jefes inescrupulosos no es tan importante.
La empresa no va a quebrar si te vas temprano.
Tu eres más importante que eso.

Lo cierto es que un buen profesional puede organizar su trabajo en su horario laboral, quedarse más horas sólo demuestra tu ineficiencia para administrar el tiempo.

¿Te ha tocado quedarte trabajando hasta la noche en la oficina? Compártenos tu opinión.

No Responses

Debate con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Enriquece la comunidad. Evita usar insultos, agresiones o spam.

newsletter

 

Recibe el resumen semanal de los artículos de Aikido de Oficina en tu mail.



Cerrar
Leer más
pdio la Comic sans
Comic sans y el odio de los diseñadores

Comic sans y los diseñadores que simulan estar ofendidos cada vez que ven esta tipografía.

Cerrar