El amor al diseño gráfico

cada vez que un diseñador dice que ama el trabajo

Cada vez que un diseñador  gráfico finaliza una queja con “pero amo mi trabajo” se merece cinco años de explotación laboral

Porque para quejarse, hay que quejarse en serio.

Debate con nosotros

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enriquece la comunidad. Evita usar insultos, agresiones o spam.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Plugin Sponsor Fantastic Plugins